Contáctanos

CALLE CERRO DE JUVENCIA #114 COL. CAMPESTRE CHURUBUSCO, DELEGACIÓN COYOACAN

C.P. 04200.

(55) 5514 1785

(55) 5525 8741

 800 831 14 25

Aviso de Privacidad

Recomendación.

Síguenos

  • Facebook Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Contiene 12 plantas marinas y terrestres.

Pamplina Compuesta

$83.00Precio
  • Pamplina: De acuerdo al conocimiento tradicional se utiliza en el control del peso. Atrae las partículas de grasa y las atrapa dentro del sistema intestinal antes de que puedan pasar a la sangre; se absorben menos grasas del régimen alimenticio. Purifica la sangre y disminuye el apetito. Disuelve las grasas en los vasos sanguíneos, incluidos los tumores grasos y el colesterol, facilitando su eliminación. Rica en vitaminas C y A, Calcio, Magnesio y Potasio.

     

    Yumel: Este árbol de Yucatán se emplea tradicionalmente en el tratamiento del colesterol elevado y cálculos de la vesícula. Con su principio activo la Alfa asarona, ayuda a disminuir las capas de colesterol y las grasas en la sangre. Estimula el trabajo del hígado y el riñón. En los estudios se obtuvo una disminución del colesterol hasta de un 57% y de los triglicéridos hasta un 42%.

     

    Raíz de Cocolmeca: Dice la medicina herbaria que esta raíz actúa contra las grasas acumuladas en el vientre y las demás partes del cuerpo. Previene y combate la celulitis, colesterol, pesadez e hinchazón después de comer.

     

    Raíz de Tlanchalahua: Usada tradicionalmente como auxiliar para bajar de peso. Ayuda al cuerpo a eliminar grasa y agua. Estimula el metabolismo.

     

    Raíz de Lima: Según la tradición popular, activa el metabolismo de las grasas. Disminuye la absorción intestinal tanto de azúcares como de grasas. Disminuye la retención de líquidos. Diluye y elimina la grasa de la sangre (colesterol y triglicéridos). Controla la producción de jugos gástricos.

     

    Raíz de Tejocote: Nuestros antepasados indígenas la utilizaban para aumentar la producción de orina, ayudando a eliminar las grasas y colesterol del organismo. Disminuye la inflamación renal.

     

    Marrubio: Su uso tradicional es para ayudar en el tratamiento de la obesidad por su acción estimulante para el buen funcionamiento del hígado, la producción de la bilis y por lo tanto un mejor catabolismo (eliminación) de las grasas y colesterol. Mejora la digestión.

     

    Té de Limón: Usado tradicionalmente para estimular una buena digestión y ayudar en la depuración orgánica por sus suave acción diurética y hepática.

     

    Doradilla: También conocida como Flor de Piedra se utiliza tradicionalmente para el alivio de problemas renales. Es un diurético que ayuda a evitar el edema por retención de agua y estimula el buen funcionamiento renal. Para eliminar cálculos del riñón y la vejiga. Para la mejor eliminación de desechos metabólicos, grasas, colesterol. Contra digestiones lentas y difíciles.

     

    Fucus: Según la herbaria tradicional, tiene acción adelgazante debido sobre todo a la presencia de yodo orgánico, que actúa sobre la glándula tiroides activando la eliminación de las grasas. Además contiene algina, sustancia mucilaginosa que al absorber agua, se expande dando sensación de plenitud y reduciendo así el apetito, además de disminuir la absorción intestinal tanto de azúcares como de grasas y proteínas aumentando la eliminación fecal. Para tratar trastornos endócrinos con tendencia a la obesidad, ayuda a conseguir un adelgazamiento natural. Contra digestión lenta y constipación severa. Su acción también es benéfica en la hipertrofia de la tiroides. También es útil en la anemia.

     

    Fitolaca: Utilizada por la tradición herbaria como auxiliar en el tratamiento de la obesidad, edema, distensión intestinal. Ayuda al mejor funcionamiento intestinal.

     

    Flor de jamaica: De acuerdo al uso tradicional, limpia los riñones y vías urinarias ayudando a eliminar desechos metabólicos, grasas, colesterol. Evita la hinchazón por retención de líquidos. Ayuda a bajar los niveles de glucosa en la sangre.